Muy molesta reaccionó la alcaldesa suplente de Oruro, Hilaria Sejas Adriázola, ante el sabotaje que estaría sufriendo en su gestión por parte de funcionarios que han quedado de la administración de Édgar Bazán y quienes tienen todavía un contrato por cumplir.

En conferencia de prensa, la autoridad denunció que sobre todo en Obras Públicas municipales a diario se entera de muchas irregularidades que según dijo, no puede dejar pasar.

“Y los que molestan son los que están quedándose del Bazán, todos me friegan, hacen documentos, hace desaparecer, yo no quiero eso, por eso quiero cambiar a la gente que yo necesito, quiero trabajar, no me dejan trabajar, vayan a Obras Públicas en este momento no está nadie”, sostuvo.

Pidió el apoyo de los medios de comunicación para barrer con todas estas irregularidades, se puso ella misma un plazo máximo de una semana, de este modo garantizar el trabajo por el desarrollo de Oruro.

“Esta semana va a seguir eso voy a sacar de canto, por más que me vayan a denunciar al Ministerio de Trabajo, igual lo voy a hacer, porque no voy a dejar a que sigan robando”, aseveró.

ORURO/Fides

Tu comentario