El Honorable Consejo Universitario (HCU) de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) determinó el sábado dar un plazo de 48 horas al Gobierno para reanudar el diálogo pero sin condicionamientos. Además se decidió mantener el estado de movilizaciones permanentes por la modificación de  la Ley 195  de Coparticipación Tributaria.

“Rechazar la propuesta unilateral e insuficiente de 70 millones de bolivianos de subvención  ofrecida por parte del Gobierno, que no resuelve el déficit presupuestario de la UPEA, además la lucha iniciada es por la modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria”, indica parte de su resolución.

El HCU también aclara a la opinión pública que la UPEA “no ha abandonado el dialogo” por lo que exige “un dialogo sin condiciones”. Horas antes el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, reiteró que el Gobierno reinstalará las mesas de diálogo una vez que se suspendan las medidas de presión.

Se determinó también “mantener el estado de movilizaciones permanentes por la modificación de  la Ley 195  de Coparticipación Tributaria, la renuncia del Ministro de Gobierno, justicia para nuestro compañero Jhonatan Quispe Vila”.

Advierten con denunciar a los organismos nacionales e internacionales la “persecución política, con amedrentamientos, detenciones a las autoridades, dirigentes, docentes, estudiantes y administrativos, al estilo de la dictadura”.

Exige al Gobierno que retire la campaña difamatoria de los spots publicitarios en contra de la UPEA, que tiene costos que sobrepasan el millón de bolivianos por día.

LA PAZ/Fides