Pese a las críticas que permanentemente reciben, la Segunda División de Ejército continúa cumpliendo con la misión constitucional que les han encomendado de luchar contra el contrabando, que daña la economía del país.

Su comandante, general José Luís Suárez Landívar, informó que, como nueva estrategia, se están habilitando nuevos puestos de control adelantados en estos días.

“Se ha creado un comando estratégico en la localidad de Huachacalla y ellos están haciendo la lucha frontal contra el contrabando por nuestra frontera, toda la frontera que colinda hacia nuestro país”, indicó.

Consultado sobre la aplicación de la polémica Ley que les permite el uso de sus armas en estas tareas y los permanentes videos que esto ha originado en las redes sociales, el general Suárez enfatizó que de acuerdo a la Ley están autorizados para hacer el empleo de armas pero no para matar.

“Para hacer disparos al aire y para dañar el vehículo que está queriendo atropellar a nuestra gente”, indicó.

ORURO/Fides