La Encuesta de Niñas, Niños y Adolescentes que realizan una actividad laboral o trabajo (ENNA) que fue realizado en 2016 y hecho público este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que si bien el trabajo infantil disminuyó no desaparece.

“La ENNA 2016, identifica a 393 mil niñas, niños y adolescentes que realizaban trabajo infantil, mientras que la Encuesta de Trabajo Infantil 2008 estimó a 800 mil niñas, niños y adolescentes, lo que revela una reducción alrededor del 50 por ciento”, indica una nota de prensa.

Entre los resultados obtenidos en la encuesta ENNA 2016, se destaca lo siguiente: “de 3 millones de niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años en Bolivia, 739 mil realizaba alguna actividad laboral o trabajo. De éstos, 296 mil menores trabajaban y 443 mil desarrollaban actividades en el marco familiar y social comunitario”.

El trabajo infantil se define como la actividad laboral o trabajo peligroso, prohibido e insalubre que afecta al desarrollo de la niña, niño y adolescente y pone en riesgo su permanencia en el sistema educativo. Esta definición es concordante con la normativa nacional e internacional.

En cumplimiento a lo establecido en la Ley Nº 548, de 17 de julio de 2014, Código Niña, Niño y Adolescente, el gobierno central, a través del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, el Ministerio de Planificación del Desarrollo, la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas y el Instituto Nacional de Estadística, realizan un trabajo coordinado desde el año 2016, para diseñar e implementar la ENNA 2016.

LA PAZ/Fides