El gobierno de Bolivia espera que el próximo viernes en Lima se defina con Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay para que en 2019 avancen las obras del tren bioceánico, informó el lunes el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.

«Esta reunión del 15 de junio en Lima nos va a permitir delinear una ruta crítica de ejecución del proyecto. Esa es la definición última que vamos a tomar este 15 (de junio) de cuál será la línea de acción final; todo lo que ya se avanzó en el Grupo Operativo, lo que nuestros técnicos han propuesto, ahora queremos consolidarlo como mandato», indicó Claros.

El corredor de 3.755 kilómetros entre esos puertos cruzará también por Bolivia, con ramales a Paraguay y Uruguay. Costaría unos 14.000 millones de dólares, pero los cinco países por ahora implicados no desean destinar deuda pública para financiarlos, sino captar inversiones privadas, apuntó Claros.

«Este proyecto es un buen negocio», aseveró, al compararlo con el «canal de Panamá del siglo XXI».

El funcionario recordó que ya existen acuerdos con Alemania, Reino Unido y Suiza para el emprendimiento y se esperan acuerdos similares con China, España y Rusia, además de contar con el apoyo del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Claros sostuvo que espera que en 2019 estén en marcha las obras en el conjunto del corredor, que en Bolivia ya comenzaron en un tramo de unos 150 kilómetros con una inversión cercana a los 221 millones de dólares.

LA PAZ/Fides

Tu comentario