Debido al incumplimiento de un plan de adecuación y la manipulación de carne en condiciones inadecuadas, el matadero de la Unión Gremial de Matarifes en la ciudad de Oruro, mismo que está ubicado en la zona de Vinto, está a punto de quedar clausurado tras la última inspección sorpresa que ha efectuado el Servicio Nacional de Sanidad Animal e Inocuidad Alimentaria (Senasag) Oruro.

El jefe distrital del Senasag, Olker Calle, sostuvo, según un reporte de radio Fides Oruro, que no se encontró buena prácticas en la manipulación de la carne ni mejoras en la infraestructura.

“Ha habido observaciones a las buenas prácticas de manufactura de la carne y al temas de infraestructura, ellos contaban con un plan de adecuación ante el Senasag para la obtención de su registro sanitario, al haber incumplido estas dos importantes actividades entonces nosotros como servicio sanitario hemos procedido a la notificación, le hemos notificado al matadero de una posible clausura”, indicó.

Explicó que tras esta última notificación, el matadero tiene 48 horas para resolver estas observaciones, pues caso contrario se procederá como manda la Ley. El martes volverán al matadero nuevamente para hacer otra inspección.

ORURO/Fides

Tu comentario