El vicepresidente Álvaro García Linera pasó un mal rato la noche del viernes en Santa Cruz cuando decidió recorrer el centro cruceño tras concluir la presentación de dos libros de la Biblioteca del Bicentenario en Bolivia elaborado por el Centro de Investigaciones Sociales de la Vicepresidencia.

Cerca de las 23.00 cuando el segundo mandatario paseaba por el frontis de la catedral cruceña fue recibido a viva voz con el lema “Bolivia dijo No”, que fue el resultado del referendo del 21 de febrero de 2016. Miembros de distintas plataformas y la gente que estaba en el lugar gritaba ese estribillo.

Sin dar declaración alguna por lo sucedido, el Vicepresidente, calmado y sonriente, caminó hacia la calle 24 de septiembre hasta abordar su vehículo.

Vea el video:

SANTA CRUZ/Fides