La Universidad Pública de El Alto tomó las calles principales de la ciudad de La Paz exigiendo  modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria para un mayor presupuesto, el esclarecimiento de la muerte del estudiante Jonathan Quispe y la renuncia de los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y Economía, Mario Guillen.

La masiva marcha comenzó a la altura de la Cervecería, recorrió El Prado hasta llegar al monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), donde se realizó un acto donde reiteraron sus exigencias  y su intención de continuar movilizaciones.

Paralelamente, estudiantes y docentes de la universidad alteña instalaron un séptimo piquete de huelga de hambre – en el monoblock de la UMSA – exigiendo que el presidente del Estado, Evo Morales, acepte reunirse con los representantes de esa casa de estudios para tratar sus demandas.

Además, la marcha de la UPEA `por el centro paceño también sirvió para que confirme una alianza con la UMSA.

Según anunció el rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín, su casa de estudios superiores se une a los pedidos de modificación de la Ley de coparticipación tributaria, la renuncia del Ministro de Gobierno y de los Altos mandos de la policía.

LA PAZ/Fides