El bloque en la rotonda el Chiriguano. (El Deber)

Los transportistas de micros y trufis iniciaron la mañana de este miércoles un bloque a la altura del monumento al Chiriguano provocando un caos vehicular al transporte público y privado, la medida de presión que se extenderá hasta las 18.00 sorprendió a toda la población que a diario transita por la zona del segundo anillo y la avenida Grigotá.

Aldo Terrazas, dirigente del sector de micros, indicó que ésta es una de las medidas contra “la cuarentena” aplicada por el municipio cruceño en el viejo mercado la Ramada y el ordenamiento del transporte público en el área circundante que establece anular el paso del  servicio de micros por la calles aledañas.

“Lo que nosotros proponemos es que no le pueden cambiar de uso en esta avenida, es una avenida que se ha creado con un fin, uso comercial y de pronto hacerla de uso turístico están equivocados, las avenida principales de acceso no pueden cerrarse”, apuntó según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

En tanto, el secretario de Movilidad Urbana de la Alcaldía cruceña, Rolando Rivera, repudió las medidas de los transportistas sin embargo los convocó a una reunión el próximo lunes.

“Lamentamos la posición que adoptar algunos dirigentes porque no son todos los dirigentes, (…) la única manera es sentarse a trabajar, a proponer técnicamente en mesas de trabajo, que sean sinceras, se está mal utilizando el concepto de la socialización en las mesas de trabajo, que la ciudad se ordene”, afirmó.

Desde la Alcaldía también se informó que el alcalde no se reunirá con ellos, como pidieron los dirigentes del sector, pues delego aquella tarea al Secretario de Movilidad Urbana.

SANTA CRUZ/Fides

GMR-PC