Profesor en clases. (Redes)

El día del maestro  se celebra desde el 6 de junio del año 1924, cuando el presidente Bautista Saavedra emitió un Decreto Supremo para festejar la creación de la primera escuela de educación fundada en Sucre en 1909. La escuela en Sucre fue un homenaje a los 100 años de la gesta libertaria de 1809 y a Modesto Omiste Tinajeros, considerado “Padre de la educación boliviana”. Un esclarecido hombre que dedicó su vida a la educación popular. Su personalidad y su talento lo llevaron a crear y orientar las escuelas municipales. Fundó la primera Escuela Normal de Maestros de Sucre.

Como presidente del municipio de Potosí, Omiste creó las escuelas: 1 de abril para los niños y Juana Azurduy de Padilla para las niñas en el año 1883. Gracias a la implementación de las Asambleas de Maestro de la que fue gestor, pudo impartir sus modernos métodos pedagógicos a través de conferencias, convirtiendo a las escuelas municipales en las abanderadas del país.

Otros personajes influyentes para la educación boliviana fueron: Franz Tamayo quien explicó la urgencia de una pedagogía basada en nuestra realidad étnica antes que en modelos extranjeros en su obra: Creación de una Pedagogía Nacional .

 Por su parte, Avelino Siñani y Elizardo Pérez marcaron hito con la escuela productiva de Warisata. Se puede citar a más personajes que dieron a Bolivia un impulso importante en la educación pero son más importantes aquéllos maestros que, anónimamente y desde las aulas, luchan día a día por sembrar en las jóvenes mentes «la alegría de aprender».

LA PAZ/Fides

paa

Tu comentario