Villa 1 de Mayo de Santa Cruz. (RRSS)

El párroco de un templo católico de la Villa Primero de Mayo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra es acusado de cometer abuso sexual contra un niño de 11 años, quien era monaguillo de la parroquia dirigida por el religioso, según denunciaron  familiares de la víctima.

“Resulta que el pasado lunes lo noté a mi hermano muy nervioso y triste, recibió un mensaje por WhatsApp de la iglesia donde era monaguillo, en el que la encargada le decía que lo había borrado de la lista. Le pregunté qué pasó y me manifestó que el sábado fue a una reunión y el padre le pidió que entre a su habitación para mirar películas, estaban ahí también otros dos niños”, explicó el hermano mayor en el acta de denuncia.

Según la acusación de la familia del menor supuestamente agredido, el abuso sexual se habría producido el pasado 26 de mayo y cuatro días después se formalizó la querella penal contra el sindicado ante el Ministerio Público.

Ante la difusión del caso en medios de comunicación, la Arquidiócesis de Santa Cruz emitió un comunicado en la que pidió no especular y señaló que la Iglesia Católica cruceña está coadyuvando en la investigación.

“Las autoridades de nuestra Iglesia Católica han manifestado su disponibilidad a colaborar con la Policía y el Ministerio Público que están actualmente investigando para que se llegue a la verdad”, se lee en el comunicado de la Arquidiócesis.

El caso se maneja en absoluta reserva por parte de los investigadores asignados; entre tanto, la familia pide celeridad para que se esclarezca cuanto antes el supuesto abuso sexual y de comprobarse el hecho, exigen que se sancione con todo el rigor de la ley al párroco.

SANTA CRUZ/