El expresidente, Carlos Mesa. (Fides)

Después que el expresidente Carlos Mesa señaló, mediante un artículo de opinión, al ministro de Gobierno, Carlos Romero, como responsable de la muerte del estudiante universitario Jonathan Quispe, esa cartera de Estado emitió un comunicado y aseguró que el exmandatario “no tiene moral” para criticar a las autoridades de Gobierno por las supuestas irregularidades que cometió durante su gestión.

«El señor Carlos Mesa tiene mucho que explicarle a Bolivia sobre hechos de corrupción, de impunidad por muertes de decenas de bolivianos, de violación a la soberanía del país y la entrega del país a intereses capitalizadores durante su rol presidencial», señala el comunicado de la cartera de Gobierno.

Agrega que Mesa «no puede hoy, comparar ni poner en duda los resultados de una investigación técnica y transparente en el caso del estudiante Jonathan Quispe Vila».

Por otro lado, esa cartera de Estado también cuestiona que Carlos Mesa “se haya excusado” a declarar en el juicio civil instaurado en contra de Gonzalo Sánchez de Lozada por la masacre de octubre de 2003, etapa en la que fungía como Vicepresidente.

Esa negativa, según se establece en el comunicado, favoreció para que un juez libere a Goni y su otrora ministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzain, de responsabilidad civil y la indemnización que buscaban los familiares de las víctimas del, así llamado, ‘octubre negro’.

Asimismo, el Ministerio de Gobierno señala que Mesa pretende politizar una «lamentable muerte» y distraer a la opinión pública para que no le sigan exigiendo respuestas sobre en qué se gastaron 20 millones de dólares de los denominados gastos reservados durante la gestión 2003 – 2005.

Así también se le cuestiona de dónde obtuvo 1,3 millones de dólares que le permitieron sacar de la crisis a PAT, y cuál es su participación en el caso Quiborax y Odebrecht.

LA PAZ/Fides

Tu comentario