Expresidente de Bolivia Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni). (TMH)

El Juez James Cohn de la Corte de Distrito de Florida anunció este mediodía que la demanda en contra del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada no tuvo suficientes evidencias y que la parte demandante no pudo demostrar evidencia alguna para respaldar las acusaciones de actos deliberados e intencionales de parte del gobierno de Sánchez de Lozada en la muerte de cuidados bolivianos en septiembre y octubre del 2003.

En consecuencia el Juez determinó desconocer por falta de evidencias y pruebas el veredicto del Jurado en el juicio civil en contra de Sánchez de Lozada y del ex ministro Sánchez Berzaín. Ese veredicto estableció la responsabilidad de Sánchez de Lozada en esas muertes y estableció una compensación económica de 10 millones de dólares.
La sentencia fue comunicada a las partes por el Juez mediante correo electrónico. El juicio en esta etapa final comenzó el 5 de marzo y concluyó el 31 de mayo.

La Sentencia del Juez
“Los demandantes enmendaron sus alegatos e incluyeron una nueva acusación de que sus familiares fueron asesinados conforme a un plan concebido e implementado por los Demandados para matar deliberadamente a civiles a fin de suprimir la oposición. En el juicio, sin embargo, los Demandantes no presentaron ninguna evidencia que respalde esta acusación crítica. Y la evidencia que presentaron los Demandantes es legalmente insuficiente para respaldar el veredicto del jurado dictado a su favor”, dijo el Juez en su sentencia que pone fin al juicio civil, al menos en esta instancia.

“La totalidad de la evidencia no respalda la acusación de que los familiares de los demandantes fueron asesinados deliberadamente. La evidencia de tiroteos múltiples que resultan en un total de cincuenta muertes no es evidencia de asesinatos extrajudiciales. La ausencia de pruebas de un plan para asesinar a civiles excluye responsabilidades”, establece el Juez en su sentencia.

Sánchez de Lozada
“Con la decisión del juez concluye el juicio sobre los difíciles y lamentables eventos de septiembre y octubre de 2003 que interrumpieron la democracia en Bolivia. El dictamen final del juez comprobó que mi gobierno actuó de acuerdo con la ley y que nunca tuvo intención de causar daño a nadie. Estoy seguro de que para todos quienes me acompañaron desde el gabinete y el gobierno, este veredicto confirma lo que siempre estuvo en nuestra conciencia” dijo en un comunicado escrito del ex presidente Sánchez de Lozada.

“El juez llegó a su decisión después del estricto análisis técnico y jurídico de la ley y de los hechos revisando toda la evidencia presentada y se convenció de que mi gobierno defendió la ley y la vida de ciudadanos inocentes.  La decisión del juez demuestra que no hubo absolutamente ninguna evidencia que indique la existencia de un plan u orden de utilizar la fuerza letal contra civiles. La evidencia demostró que el gobierno enfrentó la conmoción social en medio de una grave crisis económica, siempre buscando el dialogo y la resolución pacífica de los conflictos, mientras que muchos buscaban destruir la democracia”, agregó Sánchez de Lozada en su conjurado escrito.

Y añadió “Sin embargo, seguimos lamentando el dolor y la tragedia que los hechos violentos del año 2003 generaron para decenas de familias de ciudadanos bolivianos.  Compartimos la esperanza de que un día no lejano se sepa y acepte toda la verdad.

Creemos que este momento nos ofrece una oportunidad para reflexionar sobre lo sucedido, de orar por los que fueron afectados por la violencia, y comprometernos a que esta tragedia nunca más se repita “ Esperamos que los resultados de este juicio no solamente recuerden a todos la importancia de la justicia para la democracia, sino que nos permitan recuperar la confianza en las instituciones democráticas.  Bolivia necesita y merece retomar el camino de la libertad y la democracia, dijo en su comunicado Sánchez de Lozada

WASHINGTON, EEUU/Erick Foronda para Fides

Comments are closed.