El fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero Peñaranda. (Internet)

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, informó el martes que los peritos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) determinaron que el estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Jonathan Quispe Vila, fue victimado a una distancia mayor a 60 centímetros y no identificaron rastros de pólvora en el cuerpo ni en la vestimenta de la víctima.

“Ese sujeto que dispara en la posición víctima-victimario estaba a una distancia mayor a los 60 centímetros como para que el ángulo ingrese y con las lesiones que se observan en la autopsia médico forense”, refirió el perito Arturo Mercado.
El hecho se registró el pasado jueves durante la represión de la Policía a la movilización de la UPEA que exigían mayor presupuesto. Según un video, se ve a Jonathan en la manifestación, se observa que escapa, presuntamente de los policías, junto  a sus compañeros hacia un domicilio particular, entre las calles Martín Cárdenas y 11 de junio, donde luego apareció muerto.
Las investigaciones apuntan a que la víctima murió producto del impacto de una canica. Se desconoce la identidad del autor y el tipo de arma que se usó en el hecho, aspectos que siguen en investigación.
Al momento, la Fiscalía concluyó seis pericias, entre ellas la de biología, química, toxicología, quimioluminiscencia, criminalística para recabar todos los elementos necesarios en el marco de la investigación; también analizan  los videos colectados para identificar a las personas que estaban cerca de Jonathan el día del hecho.
LA PAZ/Agencias

Comments are closed.