El ministro de Gobierno, Carlos Romero. (ABI)

El ministro de Gobierno, Carlos Romero denunció el domingo que la movilización de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), por una demanda de mayor presupuesto, buscaba ocasionar muertos para culpar posteriormente al gobierno, “una estrategia recurrente que utiliza la oposición de derecha”.

En la movilización de la UPEA también buscan generar muertos, es decir es una estrategia recurrente y no es una estrategia que no solamente se la aplica en Bolivia, es una estrategia que se la ha aplicado en Venezuela, provocando muertes en las manifestaciones para echar l culpa a la Policía y al Gobierno», sostuvo en entrevista con medios estatales.

A su juicio, es un episodio más de esa estrategia de buscar muertos para desestabilizar al gobierno y lamentó la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila, pero aseguró que el caso se esclarecerá «científicamente» y «no especulando como ellos hacen».

Recordó que en «muchas movilizaciones» se inventaron muertos al recordar los sucesos de Chaparina, donde un medio de comunicación aseguró que murió una niña asfixiada.

El Ministro de Gobierno explicó que una canica, que fue la causa constatada en la autopsia del universitario muerto, es un dispositivo contundente que cuando penetra en un órgano vital de una persona «obviamente provoca» la muerte.

«Sabíamos que la intencionalidad era provocar muertos, insistió y aseguró que en la última movilización de Adepcoca se utilizaron canicas de vidrio.

«Es un episodio más quieren hacer aparecer muertos para culpar al gobierno», insistió.

Cuestionó también al Rector de la UPEA, de quien dijo que dejó solos a los estudiantes, que los abandonó.

LA PAZ/ Fides con datos de Btv

Tu comentario