Candidatos presidenciales de Colombia: Gustavo Petro del partido Colombia Humana; Iván Duque por el Centro Democrática; Germán Vargas Lleras de Cambio Partido Radical; Sergio Fajardo de la Coalición Colombia Coalition; y Humberto de la Calle del Partido Liberal tras participar en el debate del 24 de mayo. (E y N)

Colombia va a las urnas este domingo para elegir al primer presidente que gobernará sin la amenaza guerrillera de las FARC en medio siglo, en un inédito duelo entre la derecha conservadora y la izquierda radical.

Paradójicamente, el acuerdo de paz con el que fuera el grupo rebelde más poderoso de América, hoy partido político, fracturó a este país de 49 millones de habitantes.

Dos candidatos que representan los opuestos del espectro político, el derechista Iván Duque (41 años) y el exguerrillero Gustavo Petro (58), asoman como los favoritosentre seis candidatos.

Hasta hace una semana, cuando por ley se dejaron de publicar mediciones, ninguna encuesta anticipaba una definición en primera vuelta.

Si esta vez no fallan los sondeos, habrá que esperar hasta la segunda ronda el 17 de junio para conocer al futuro gobernante de la cuarta economía latinoamericana y el primer exportador mundial de cocaína.

Apadrinado por el expresidente Álvaro Uribe, Duque promete modificar el pacto de paz de 2016 para impedir que los rebeldes que ya entregaron las armas y están implicados en delitos atroces, ejerzan la política sin antes haber pagado un mínimo de cárcel.

Petro, que militó en los ochenta en el disuelto movimiento M-19, prevé honrar los compromisos que garantizan que los jefes exguerrilleros reciban penas alternativas a prisión si confiesan crímenes y reparan a las cientos de miles víctimas de un conflicto en el que también han tomado parte paramilitares de ultraderecha y agentes del Estado.

El independiente de centro Sergio Fajardo y el exvicepresidente Germán Vargas luchan por dar la sorpresa y meterse en segunda vuelta, mientras el exnegociador de paz con las FARC Humberto de la Calle y el evangélico Jorge Trujillo parten sin opción, según las encuestas.

La abstención, que históricamente ha rondado el 50%, podría volver a ser protagonista entre los 36 millones de colombianos convocados a votar voluntariamente.

BOGOTÁ, COLOMBIA/Agencias

paa