Ancianos al interior de asilo San Ramón. (Página Siete)

El ministro de Justicia, Héctor Arce, se refirió al caso de la religiosa católica enviada a la cárcel mediante su cuenta en Twitter, y escribió: “Si bien es condenable e injustificable la acción violenta de la religiosa, no corresponde su detención preventiva ya que esta figura no debe ser la regla sino la excepción en la justicia penal y la libertad de todas las personas debe ser siempre protegida”.

“Con todo respeto y humildad exhortamos a los Fiscales a mantener siempre la objetividad, a los Jueces del Estado a velar por los valores de la justicia. Cómo Ministerio de Justicia ya tomamos medidas correctivas y de defensa de los DDHH a en este caso del Hogar San Ramón”, sostuvo Arce en la red social.

El Ministro de Justicia fue el primer funcionario en referirse al tema y en rechazar la decisión del juez que el pasado domingo determinó la prisión preventiva de la monja en la cárcel de Obrajes por agredir a una persona de la tercera edad.

La religiosa católica fue denunciada por violencia intrafamiliar a un anciano, después que una filmación casera se hiciera viral en la redes sociales. En la grabación se ve a la monja dar un golpe a un anciano para que sujete un vaso.

Los voceros de la Iglesia Católica indicaron que algunos medios de comunicación quieren realizar “un linchamiento mediático” y se pidió una investigación responsable por parte del Estado, para evitar malas interpretaciones.

LA PAZ/Fides

paa