El secretario ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), Román Barrón. (Correo del Sur)
El secretario ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), Román Barrón. (Correo del Sur)

La división campo – ciudad se vuelve a apoderar de Chuquisaca por intereses político partidarios del oficialismo y de la oposición. El Movimiento Al Socialismo (MAS) con sus organizaciones sociales como la de los campesinos ve una amenaza a la institucionalidad con la realización del cabildo del martes.

El secretario ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), Román Barrón, afirmó que su sector no participará del cabildo y en caso de realizarse el mismo con la intensión de sacar del cargo al gobernador Esteban Urquizu advirtió con cercar la capital.

“Nuestros afiliados no van a participar porque eso no es con la intensión de defender a Chuquisaca, no es con la intensión de los límites sino es dar a un golpe al departamento de Chuquisaca”, sostuvo.

Asimismo, los campesinos han conminado a los maestros urbanos y rurales que trabajan en provincias a retornar a las actividades educativas que dejan de lado las marchas y protestas caso contrario no ingresarán más a sus comunidades.

SUCRE/Loyola Fides

GMR-EUC

Tu comentario