Gonzalo Sánchez de Lozada deja el juzgado de Fort Lauderdale en Florida, Estados Unidos. (APG)
Gonzalo Sánchez de Lozada deja el juzgado de Fort Lauderdale en Florida, Estados Unidos. (APG)

El caso civil contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro Carlos Sánchez Berzaín ha ingresando a la recta final al menos en esta instancia. Todo ha quedado en la autorizad del juez James I. Cohn, quien recibió el viernes  los últimos argumentos de la defensa de los acusados, quienes buscan con una moción desestimar el proceso.

Ahora el juez Cohn puede llamar a una audiencia en el tribunal civil de primera instancia de Fort Lauderdale o tomar la decisión en cualquier momento y comunicarla a las partes mediante correo electrónico.

El jurado dictó un veredicto el 3 de abril encontrando responsables a Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín de la muerte de 8 personas en las protestas sociales de  2003 y fijó compensación por 10 millones de dólares. Sin embargo la sentencia no fue decidida aún.

La defensa tachó de “incoherente” e irreconciliable que las dos ex autoridades fueran declaradas responsables de ejecuciones extrajudiciales, pero no así  de homicidio culposo.

La defensa interpuso una moción amparada en la Regla 50, en la que cuestionaba la evidencia presentada y la calificó de insuficiente y carente de pruebas concretas que liguen las muertes de los bolivianos con decisiones del ex presidente Sánchez de Lozada.

Las Opciones del Juez

A partir de la documentación presentada antes y después del 3 de abril, el juez Cohn tiene dos opciones.

La primera es ratificar el veredicto del jurado. Esa decisión puede tener sus matices. Por ejemplo, el Juez puede determinar el cambio del monto de compensación económica.

La segunda opción que tiene el juez es no ratificar el veredicto del jurado el encontrar que el veredicto se extralimitó en sus decisiones y no se apegó a la administración de justicia. En este caso, el juez consideraría que no hubo prueba suficiente para ligar la muerte de ciudadanos con una supuesta instrucción de disparar contra civiles.

En cualquiera de los dos caminos que opte el Juez, si bien concluye el juicio en esta instancia, sin embargo, abre el camino para el recurso de las apelaciones.

Ya sea la demanda así como la defensa pueden apelar a una instancia superior inmediata.

WASHINGTO, ESTADO UNIDOS/Erick Foronda para Fides

paa

Tu comentario