Vendedora de jugos en Oruro. (AJR)
Vendedora de jugos en Oruro. (AJR)

Dos mil millones de personas, o más de 61 por ciento de la población mundial empleada, se gana la vida en la economía informal, indicó hoy en un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el informe llamado “Mujeres y hombres en la economía informal: Una imagen estadística”, la OIT indicó que la transición a la economía formal es la condición para lograr un trabajo decoroso para todos.

La mayoría de quienes trabajan en la informalidad se encuentran en países emergentes y en desarrollo y la mayoría carece de protección social, derechos laborales y condiciones de trabajo decorosas, señaló el informe.

El informe indicó que el 93 por ciento del empleo informal mundial se encuentra en los países emergentes y en desarrollo.

En África, el 85,8 por ciento del empleo es informal.

La cifra es de 68,2 por ciento en Asia Pacífico, 68,6 por ciento en los países árabes, 40,0 por ciento en las Américas y 25,1 por ciento en Europa y Asia Central.

Florence Bonnet y Vicky Leung, dos de las autoras del informe, señalan que aunque no todos los trabajadores informales son pobres, la pobreza es tanto causa como consecuencia de la informalidad.

El informe suministra estimaciones comparables sobre el tamaño de la economía formal y un perfil estadístico de la informalidad utilizando criterios de más de 100 países.

De acuerdo con el informe, si se excluye la agricultura, la mitad de la población empleada se encuentra en la informalidad.

El empleo informal es una más importante fuente de empleo para los hombres (63,0 por ciento) que para las mujeres (58,1 por ciento).

De los 2.000 millones de trabajadores informales de todo el mundo, poco más de 740 millones son mujeres.

GINEBRA, SUIZA/Con datos de la OIT

paa