El presidente de Rusia, Vladimir Putin. (Sputnik)
El presidente de Rusia, Vladimir Putin. (Sputnik)

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha condenado este sábado  «enérgicamente» el ataque a Siria, al que ha calificado de «agresión contra un estado soberano, que está en primera línea en la lucha contra el terrorismo». «Con sus acciones, EEUU empeora aún más la catástrofe humanitaria en Siria, lleva más sufrimiento a la población civil, y de hecho, ayuda a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio», afirma Putin a través de un comunicado difundido por el servicio de prensa del Kremlin.

Así mismo, el primer mandatario ruso solicita una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar la situación. Putin recuerda el ataque estadounidense del año pasado contra la base aérea de Al Shayrat, «en el que se empleó como pretexto una puesta en escena de la utilización de sustancias tóxicas contra la población civil». A su juicio, lo sucedido en Duma, Guta Oriental hace justo una semana, se ajusta al mismo escenario.

El jefe del Kremlin reitera lo adelantado en la víspera por su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, en cuanto a que los especialistas rusos no hallaron en Duma «resto alguno del empleo de gas cloro o de otros agentes tóxicos». Según sus palabras, «ni un solo habitante de la zona ha confirmado el ataque químico», que fue denunciado por la ONG denominada Cascos Blancos. Putin también deplora el hecho de que EEUU y sus aliados hayan actuado sin esperar al informe de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

El presidente ruso considera que «esta escalada en torno a Siria tendrá un efecto destructivo sobre todo el sistema de relaciones internacionales, pero el tiempo lo pondrá todo en su sitio». Lo compara con el «sangriento ajuste de cuentas» que Washington lideró contra Yugoslavia, Irak y Libia.

MOSCÚ, RUSIA/Agencias

PAA

Tu comentario