El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (El Comercio)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (El Comercio)

El legítimo Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio admitió de manera histórica el antejuicio de mérito contra Nicolás Maduro. Asimismo ordenó la prisión preventiva contra el mandatario y solicitar a Interpol la alerta roja en su contra.

Este lunes 9 de abril, el máximo tribunal en el exilio aprobó la solicitud realizada por la fiscal general, también en el exilio, Luisa Ortega Díaz, quien entregó pruebas contundentes contra Maduro por el caso Odebrecht.

Ahora la responsabilidad quedará en manos de la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, de admitir el juicio para continuar con el procedimiento penal. Se trata de un proceso que podría derivar en la orden de captura internacional contra el dictador del país suramericano.

“Esta sala del Tribunal Supremo de Justicia declara procedente la solicitud a la medida cautelar de privación de libertad en contra de Nicolás Maduro Moros […] Se ordena notificar a Interpol para proceder con la captura contra Nicolás Maduro”, señaló el fallo del TSJ en el exilio.

En el marco de este antejuicio de mérito se conoció que familiares de los juristas recibieron amenazas en Venezuela para de algún modo evitar que el proceso continúe.

El reconocido periodista venezolano Isnardo Bravo señaló a través de su cuenta en la red social Twitter que desde la misma oposición venezolana —la cual en reiteradas ocasiones ha sido acusada de seguirle el juego al régimen— existe la intención de desacreditar a los magistrados en el exterior para “diluir este proceso penal”.

CIUDAD DE PANAMÁ/Agencias

Comments are closed.