El exgobernador de Tarija, Mario Adel Cossío Cortez. (Archivo)
El exgobernador de Tarija, Mario Adel Cossío Cortez. (Archivo)

El Ministerio Público informó  que el exgobernador de Tarija, Mario Adel Cossío Cortez fue sentenciado a seis años de cárcel en el penal de Morros Blancos, por la comisión de los delitos de Enriquecimiento Ilícito y Favorecimiento al Enriquecimiento Ilícito.

“La audiencia se desarrolló en el Tribunal de Sentencia Nº 1 donde el Ministerio Público demostró con prueba la comisión de los delitos acusados, que dio lugar a que la autoridad jurisdiccional dicte sentencia condenatoria”, señaló el Fiscal Departamental de Tarija, Carlos Andrés Oblitas.

Según la relación circunstancial de los hechos, desde 1996 al 2010, Mario Cossío durante el tiempo que desempeñó funciones públicas percibió ingresos por un monto que asciende a 2.151.598 bolivianos, de los cuales destinó el 75 por ciento a manutención familiar (vestimenta, servicios básicos, educación, salud, entre otros), quedando un monto disponible de 537.899 bolivianos.

Sin embargo, Mario Adel Cossío adquirió 24 bienes inmuebles y cinco vehículos durante los años en que desempeño cargos públicos.

Siete de esos bienes inmuebles fueron transferidos a sus hijas Fabiana Anette Cossío, Silvana Cossío Torri, a su yerno Gino Iván Calabi y a su madre Gloria Daysi Cortez, siendo el principal objetivo ocultar, disimular y legitimar el incremento patrimonial de Mario Cossío Cortez.

En el proceso investigativo se estableció que las hijas, la madre y el yerno incurrieron en un actuar delictivo puesto que ninguno de ellos tiene la capacidad adquisitiva para realizar de manera efectiva una compra de bien inmueble debido a que no percibían ingresos suficientes para ejecutar ese tipo de actividad.

En la audiencia de juicio oral, el Tribunal de Sentencia también determinó una multa de 300 días, decomiso de bienes e inhabilitación para postularse o ejercer cargos públicos en el país.

TARIJA/Con datos de la FGE

PAA

Comments are closed.