El agente boliviano ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé. (ADN)
El agente boliviano ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé. (ADN)

La demanda presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) reclama que Chile “regrese a la mesa de negociación de buena fe” y trate su eventual “acceso al mar”, dijo hoy el representante boliviano ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, en los inicios de los alegatos orales.

Rodríguez definió el inicio de la Guerra del Pacífico como un “acto de agresión” por parte de Chile que resultó en un “desmembramiento territorial” de Bolivia, y aseguró que su país ha sufrido “de esta injusticia” por “más de cien años”.

Al inicio de los alegatos orales, el presidente de la CIJ, Abdulqawi Yusuf, agradeció la presencia en el tribunal tanto del presidente de Bolivia, Evo Morales, como del canciller de Chile, Roberto Ampuero, con quien se había estrechado la mano minutos antes.

“Somos un pueblo paciente y determinado”, dijo Rodríguez, que recordó las “promesas” que a su parecer ha hecho Chile en los últimos cien años para tratar la aspiración de Bolivia de un acceso soberano al mar.

Si el alto tribunal de la ONU aceptara obligar a Chile a negociar, “los dos vecinos, sumidos por la cultura del espíritu fraternal, podrían subsanar las heridas”, añadió Rodríguez, que recordó que la actual costa del país vecino es tan larga como “desde La Haya hasta la sede Naciones Unidas, en Nueva York”.

El representante de Bolivia recordó las vigilias convocadas hoy por todo su país para apoyar la demanda, y dijo que el deseo de obtener un acceso soberano al mar está “en el espíritu de todas las generaciones bolivianas y todos sus pueblos representados”.

Rodríguez dijo que el presidente Evo Morales “reconoce la cultura de coexistencia pacífica y pluralismo para la integración” tal y como establece la “constitución boliviana”, que define al mar “como patrimonio de la humanidad”.

“Esta corte ha contribuido de manera significativa para la resolución de otras disputas”, dijo Rodríguez, que aseguró que “no hay razón para que esta disputa no se resuelva con una victoria común para ambas partes”.

La delegación de Bolivia intervendrá hoy y mañana, mientras que el turno de Chile será el jueves y el viernes.

 LA HAYA, HOLANDA/Agencias
PAA