Edificio de la Corte Federal de Fort Lauderdale. (US Law)
Edificio de la Corte Federal de Fort Lauderdale. (US Law)

Este lunes en el Estados Unidos, en la ciudad de Fort Lauderdale un Juez Federal iniciará un proceso civil contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, por abusos y violaciones a los derechos humanos ocurridos en octubre de 2003, cuando 68 personas perdieron la vida y más de un centenar quedaron heridos en la llamada Guerra del Gas.

A más de 10 años de formalizada la denuncia por ocho familiares de las víctimas, el juez federal de Estados Unidos, James Cohn, rechazó el último recurso interpuesto por los acusados y dispuso el juicio para el 5 de marzo de este año en la corte federal de Fort Lauderdale, Florida. Se estima que el juicio durará entre dos semanas a un mes.

El abogado de las víctimas, Rogelio Mayta, precisó que el juicio solo implica un resarcimiento económico y no la extradición de las exautoridades al país. La extradición fue rechazada en cuatro oportunidades por tribunales estadounidenses.

Los demandantes estarán representados en EEUU por abogados del Centro de Derechos Constitucionales, la Clínica de Derechos Humanos Internacionales de la Facultad de Derecho de Harvard, entre otros.

Las víctimas y sus abogados llegaron a la ciudad de Miami el pasado jueves donde comenzaron a trabajar en los argumentos a ser presentados en el proceso.

Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín residen en Estados Unidos desde 2003 después de ser sacados del Gobierno por un levantamiento popular que se opuso a sus políticas de venta del gas.

LA PAZ/Fides