Jorge Faurie, canciller de la Argentina. (El Cronista)
Jorge Faurie, canciller de la Argentina. (El Cronista)

Después de la polémica que se abrió desde la semana pasada por un proyecto de ley impulsado en la provincia argentina de Jujuy para que extranjeros paguen los servicios de salud, el canciller de ese país, Jorge Faurie, aclaró este miércoles que la propuesta va dirigida a  inmigrantes «golondrina».

«Son aquellos extranjeros golondrinas que llegan y utilizan nuestro sistema para un parto, un tratamiento de cáncer, o para un trasplante y terminado este episodio regresan a su país», dijo Faurie a Radio Mitre a tiempo de aclarar que no hay tensión entre los gobiernos de Evo  Morales y Mauricio Macri y destacó el «buen diálogo» entre ambos países.

«Tenemos que ver el debate de los extranjeros transitorios que tenemos que resolver porque esto tiene un costo y demanda capacidades recursos y desde los gobiernos provinciales se preguntan cómo atender esto, tenemos que hacer un debate y atenderlo», agregó.

Por su parte, el ministro de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein, manifestó su postura a favor de la iniciativa de cobro por atención sanitaria «la realidad es que la salud no es gratuita: alguien la paga. Como dicen los americanos: ‘no hay almuerzo gratis, (…) si la cuenta no la paga el usuario -que así debe ser con la salud pública-, la paga el Estado nacional, el provincial, el municipal o las obras sociales

El canciller Faurie envió una invitación al embajador de Bolivia en la Argentina Javier Tito Véliz, para una reunión de aclaración en los próximos días.

El martes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia emitió un comunicado en el que señala que no recibió ningún proyecto de convenio en materia de asistencia médica entre los dos países.

En tanto, se prevé una reunión entre Morales y Macri en abril, para entablar acuerdo acuerdos bilaterales.

BUENOS AIRES, ARGENTINA/Fides y medios