El expresidente Alejandro Toledo. (Exitosa)
El expresidente Alejandro Toledo. (Exitosa)

El Poder Judicial de Perú informó este lunes que un juez formalizó el pedido de extradición del ex presidente Alejandro Toledo desde Estados Unidos, quien enfrenta cargos por corrupción. Sin embargo, todavía faltan varias instancias antes de que el ex mandatario enfrente a la Justicia.

«Se formalizó el requerimiento de extradición activa de Alejandro Toledo a los Estados Unidos, por los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos», señaló el Poder Judicial en su cuenta Twitter.

El pedido fue formalizado por el juez Richard Concepción Carhuancho por el caso de supuestos sobornos pagados a Toledo por la constructora brasileña Odebrecht.

El juez invocó en su pedido el Tratado de Extradición entre ambos países y la Convención de la ONU contra la corrupción, según el Poder Judicial.

El abogado de Toledo, Heriberto Benítez, atribuyó el proceso contra su cliente a «motivos políticos» y reiteró su inocencia.

«Nosotros consideramos que hay motivos políticos que persiguen a Alejandro Toledo, no hay una causa probable y han existido numerosas violaciones al debido proceso. Éste así como está debería ser archivado por Corte Suprema», manifestó Benítez a Canal N.

El abogado de Alejando Toledo, Heriberto Benítez. (El Todopoderoso)
El abogado de Alejando Toledo, Heriberto Benítez. (El Todopoderoso)

Ahora el caso debe ser remitido a la Corte Suprema, que lo evaluará en una audiencia pública en la que puede participar la defensa del ex presidente (2001-2006).

Si la Corte avala la solicitud, el Consejo de Ministros deberá aprobar el expediente y la extradición del ex mandatario, antes de que la cancillería peruana lo envíe al Departamento de Justicia de Estados Unidos, donde Toledo reside.

El ex jefe de Estado, de 71 años, es acusado por la Fiscalía peruana de haber recibido 20 millones de dólares de parte de Odebrecht para que le otorgara la licitación de la construcción de la carretera Interoceánica, que une Perú con Brasil.

Perú investiga al ex mandatario también por el caso Ecoteva, nombre de una firma ‘offshore’ que se abrió en Costa Rica para presuntamente lavar el dinero de dicho soborno, y con el que el ex gobernante habría comprado propiedades, según la Fiscalía.

El gobierno peruano contrató un equipo de abogados en Estados Unidos para apoyar el pedido de extradición de Toledo.

Tomado de Infobae

GMR

Tu comentario