Las inundaciones del Beni. (APG)
Las inundaciones del Beni. (APG)

El gobernador del departamento del Beni, Alex Ferrier, informó que el caudal de los ríos Ibare y Mamoré bajó, tras realizar una navegación de inspección por esos afluentes, sin embargo, la alerta se mantiene inalterable.

«Hemos podido percibir que se han unido, el Mamoré ha entrado a Ibare, entonces eso nos está haciendo costar que bajen las aguas aquí en la ciudad de Trinidad, pero lo bueno es que hace tres días que no ha llovido en Trinidad y en sus alrededores, eso nos hace ver un panorama alentador», declaró en entrevista con televisión estatal.

Ferrier explicó que durante la jornada de ayer se envió un barco de la Armada Boliviana con víveres y vituallas para proveer a las poblaciones de la provincia Itenez, en el municipio de San José de Huacaraje que se encuentran incomunicados porque la carretera quedó afectada por las riadas.

Asimismo reveló que según reportes de Puerto Villarroel, Puerto Mamoré, entre otros, existe una posibilidad de inundación como la que ocurrió en 2014.

«Hoy día puedo decir que tenemos 165 comunidades hasta hoy cerrando la jornada, 3.199 familias damnificadas, tenemos 130 viviendas que han sido dañadas por esta inundación y tenemos aproximadamente 2.300 hectáreas de cultivos que han sido dañados», detalló.

El Gobernador remarcó que la alerta es permanente porque las aguas llegarán a Santa Ana del Yacuma, San Joaquín, San Ramón, Iténez y a la provincia Vaca Diez, por ello, subrayó que se coordina con los municipios para aplacar su fuerza.

TRINIDAD/Con datos de BTV

Tu comentario