La ministra de Salud, Ariana Campero en la Asamblea Legislativa. (APG)
La ministra de Salud, Ariana Campero en la Asamblea Legislativa. (APG)

Fiel a su costumbre, la bancada de asambleístas del Movimiento al Socialismo (MAS) en el Órgano Legistivo aprobó  este sábado el informe presentado por la ministra de Salud, Ariana Campero, en un sesión plagada de insultos, canticos e intolerancia.

Campero en las casi cinco horas de exposición siempre se dirigió a los legisladores en primera persona y trató en cada oportunidad que se le presentaba mostrar su presencia en una u otra actividad, incluso aprovecho a demostrar su trabajo como médico en un programa del Ministerio de Salud.

También en gran parte de sus respuestas tuvo referencias a la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam) donde obtuvo su formación académica.

Al referirse al reciente conflicto con los médicos, Campero indicó: “Son 15 notas que se enviaron al Colegio Médico de Bolivia solicitando reunión y diálogo, sin embargo no se llegó a ningún acuerdo porque ellos no quisieron, no sé por qué”.

La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó hoy el informe de interpelación sobre el conflicto médico a la ministra de Salud, Ariana Campero, por orden del día puro y simple.

La Ministra respondió a 15 preguntas planteadas por los legisladores de oposición Wilson Santamaría, Rose Marie Sandoval, Griselda Muñoz, Eliane Capobianco, Lourdes Millares, Óscar Urquizu y Rafael Quispe.

Entre las cuestionantes estuvieron el presupuesto destinado al sector salud, su carrera profesional como médico y las acciones efectuadas para resolver el conflicto médico, entre otras.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.