Dinero boliviano. (G y G)
Dinero boliviano. (G y G)

El Banco Central de Bolivia (BCB), aclaró que los billetes sucios deteriorados o viejos de  cualquier corte de bolivianos, tienen absoluto valor en las transacciones financieras, desmintiendo de esa manera mensajes que circulan en redes sociales que aseguran que partir del 5 de febrero, los mismos no tendrían valor.

Frente a esa situación, el Ente emisor aseguró en conferencia de prensa que algunas personas trataron de manipular la información, pues lo que en realidad entrará en vigencia, a partir del 5 de febrero, es el “Manual para la Selección de Billetes de Boliviano” para las entidades fiancieras.

Al respecto la subgerente de Análisis y Programación de Material Monetario del BCB, Claudia Soruco, explicó que lo que se presentará a partir del 5 de febrero, será un nuevo “Manual Para la Selección de Billetes de Boliviano”, que establece criterios específicos para que las entidades financieras determinen cuándo un billete es hábil o inhábil, tomando en cuenta los criterios de suciedad, manchas, grafitos y decoloración, además de rasgaduras, mutilaciones, agujeros y reparaciones.

«Es un manual mucho más fácil de portar, tanto para los cajeros como sus supervisores en las entidades financieras, lo que quiere decir que las entidades financieras tienen que hacer uso de este manual para poder seleccionar un billete y saber si es un billete hábil o inhábil», informó Soruco.

La representante del BCB, explicó que el nuevo manual establece una serie de criterios para comprobar la inhabilidad de un billete, como suciedad, manchas, gráficos y decoloración, además de rasgaduras, mutilaciones, agujeros o reparaciones, asegurando que el uso de este instrumento de clasificación de papel moneda, busca que la población cuente con billetes de calidad que le permita reconocer claramente las medidas de seguridad de los mismos.

No obstante, aclaró que los billetes inhábiles (sucios o deteriorados) conservan plenamente su valor y deben ser aceptados en toda transacción comercial y financiera, incluso aquellos billetes rotos a los que les falte una parte, siempre y cuando conserven claramente sus dos firmas y al menos un número de serie.

LA PAZ/Agencias

Tu comentario