Una de las protestas en Venezuela. (Internet)
Una de las protestas en Venezuela. (Internet)

El respeto a los derechos civiles y políticos en América Latina sufrió un debilitamiento notable en 2017 pese a progresos alcanzados en Ecuador y otros países, diagnosticó un centro de estudios estadounidense.

En su informe anual sobre el respeto a estos derechos en todo el mundo, Freedom House identificó el martes a Venezuela y Nicaragua como las dos naciones latinoamericanas que mayores retrocesos experimentaron el año pasado.

El documento criticó la decisión judicial que eliminó restricciones a la reelección presidencial en beneficio del presidente boliviano Evo Morales y también tomó nota de denuncias recientes sobre un amplio programa del gobierno mexicano para espiar a periodistas y activistas que denuncian actos de corrupción.

También señaló que Nicaragua no solo celebró elecciones municipales parcializadas a favor del presidente Daniel Ortega, sino que además adoptó reformas judiciales que incrementan la concentración de la autoridad gubernamental.

Freedom House denunció las protestas callejeras ocurridas en Honduras cuando se dio a conocer la reelección del presidente Juan Orlando Hernández pese a que un escrutinio previo daba ventaja a su rival.

Freedom House atribuyó al nuevo presidente ecuatoriano Lenín Moreno los principales avances en la región, ya que ha reducido la presión sobre los medios de comunicación, ha apoyado el combate a la corrupción y ha promovido una mayor interacción con la sociedad civil y límites a la reelección presidencial.

“Su sorpresiva postura reformista demuestra una vez más el potencial de elecciones ordinarias y traspasos de poder para interrumpir la consolidación autoritaria”, reza el informe.

El centro de estudios además reportó una mayor libertad de prensa en Argentina con el gobierno de Mauricio Macri y reformas del gobierno colombiano para limitar detenciones previas a los juicios.

Al evaluar a 195 países, Freedom House dijo que 2017 fue el doceavo año consecutivo de deterioro en el respeto global a las libertades civiles, ya que 71 países retrocedieron mientras que sólo 35 avanzaron.

El informe determinó que Estados Unidos dejó de ser ejemplo democrático el año pasado debido a las evidencias crecientes de interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, a violaciones éticas de funcionarios y a una reducción en la transparencia gubernamental.

También señaló que China y Rusia han aprovechado el declive estadounidense para reprimir más a sus sociedades y exportar su influencia a otros países.

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS/Agencias

Tu comentario