Los representantes de las instituciones que forman el Conade. (Fides)
Los representantes de las instituciones que forman el Conade. (Fides)

Diferentes instituciones y organizaciones sociales a la cabeza de la Central Obrera Boliviana (COB), de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia y de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) restituyeron hoy el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y demandan la abrogación del nuevo Código del Sistema Penal además del respeto a la voluntad popular expresado en el referendo del 21 de febrero de 2016.

“Convocados por la Central Obrera Boliviana, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia y la Universidad Mayor de San Andrés hemos definido constituir, entre las diversas organizaciones, sindicales, instituciones cívicas, académicas, vecinales, sociales y políticas, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade)”, indica el documento conjunto que fue leído por el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, según un reporte de radio Fides.

Este comité fue restituido como “un mecanismo” que vigile, defienda, promueva la vigencia plena de los derechos humanos y las garantías constitucionales en democracia.

Esta organización se hace parte plena de la distintas voces que hoy están demandando cambios en el país, por esta razón se suma al pedido de abrogación del Código del Sistema Penal “por ser atentatorio a los derechos humanos y constitucionales”.

También demanda “la defensa de la democracia, respeto a las libertades y garantías constitucionales y con ello el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas el 21 de febrero de 2016”.

En 1980, ante la inminente llegada de un golpe militar en el país, organizaciones populares, sindicales, de defensa de los derechos humanos, entidades religiosas y algunos partidos políticos de tendencia progresista, se aglutinaron bajo el mando de la Central Obrera Boliviana, para organizarse y constituir lo que entonces se denominó el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), cuyas acciones estaban orientadas precisamente a preservar el sistema democrático ante la permanente posibilidad de que la dictadura militar se encarame en el poder.

LA PAZ/Fides

GMR-JCBR