El pabellón de quemados de pediatría el hospital Viedma. (Opinión)
El pabellón de quemados de pediatría el hospital Viedma. (Opinión)

El pabellón de quemados de pediatría del hospital Viedma de Cochabamba atiende en malas condiciones pues no tiene el espacio suficiente para internar a más pacientes, los que llegan están siendo internados en otras salas; a estos se suma la falta de agua desde hace seis días porque les robaron la bomba de agua y aún no lo pueden reponer por la burocracia.

“No tenemos ahora una capacidad de internación porque no hay más camas que se puedan poner en el servicio, los pacientes que tienen que ser internados ahora se están internado en la salas de cirugía que están alejadas de acá”, informó el Juan Pablo Quiroga, cirujano de ese pabellón, según un reporte de radio Fides Cochabamba.

En criterio del galeno, esta situación y la falta de agua hace que los niños estén en peligro de infecciones ya que sus heridas son expuestas debido a las quemaduras.

“Hemos sufrido un robo hace más o menos seis días, casi una semana, se robaron la bomba de agua entonces no tenemos el suministro de agua necesario, este es un servicio netamente quirúrgico y yo para entrar a operar necesito lavarme las manos, pese a eso  hemos estado subsanando lavándonos en un balde y seguimos realizando las cirugías”, indicó.

Aclaró que el agua no sólo es necesario para las cirugías sino también para los sanitarios y la limpieza del pabellón. “Compartimos estas instalaciones, los sanitarios son compartidos entre médicos, residentes, internos, enfermeras y pacientes, todos compartimos el mismo baño, entonces tenemos que agradecer a la lluvia para poder tener agua y sacar del tanque”, apuntó.

COCHABAMBA/Fides

GMR-EECH