Sembradíos anegados. (Foto referencial-El Deber)
Sembradíos anegados. (Foto referencial-El Deber)

Las constantes e intensas precipitaciones registradas en el departamento del Beni causaron cuantiosas pérdidas en la producción agrícola, ya que las áreas de cultivo se encuentran inundadas, informó el domingo el ejecutivo de los campesinos del Beni, Moisés Ayala.

“En algunos casos se perdió lo sembrado y en otros no se pudo sembrar, hay bastante tierra preparada, chacos preparados, inversión hecha, pero no se ha podido sembrar lo que va bajar la producción”, sostuvo.

Según cálculos preliminares, Ayala dijo que no se logró sembrar ni el 30%, “es decir los productores se quedaron con el terreno listo y la semilla en la mano, lo que ocasionará problemas con las entidades bancarias porque algunos contraen créditos”.

Asimismo, afirmó que por lo menos el 50% de la producción de arroz y soya no se pudo cosechar, además de tener bajos rendimientos porque no logró madurar el grano y empezó a podrirse, especialmente la soya.

Ayala dijo que por el momento se levanta información exacta para saber el número de productores afectados y la cantidad de sembradíos inundados, principalmente en las provincias Cercado y Marbán.

LA PAZ/ABI

GMR