El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski. (El Político)
El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski. (El Político)

El presidente, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), dijo confiar en que el pleno del Congreso no lo destituirá hoy, pues, según dijo, no habrían los votos suficientes para aprobar el pedido de vacancia “por permanente incapacidad moral” en su contra.

“El Congreso no me va a destituir, no tienen los 87 votos. Es, eso sí, una situación difícil, porque aquí se está tratando de tumbar no solamente al presidente, sino al fiscal de la Nación [Pablo Sánchez]”, señaló en diálogo con la radio colombiana “Blu Radio”.

El mandatario añadió que “ya se sacó a un juez del Tribunal Constitucional contra las objeciones de la Corte Interamericana de Justicia”, en alusión al informe aprobado de la Subomisión de Acusaciones Constitucionales que recomienda la destitución del magistrado Eloy Espinosa-Saldaña por el Caso El Frontón.

Asimismo, PPK dijo sentirse “optimista” y que las críticas en su contra “las he contestado en el curso de varias entrevistas y presentaciones” durante estos días.

“Yo creo que [críticas] son completamente injustificadas en el sentido que una vacancia presidencial no se hace en base a información de hace 12 o 15 años. Aquí lo que se está buscando es un pretexto para vacarme y hacer un golpe de estado subrepticio”, cuestionó.

-Sobre Westfield-

En tanto, PPK reiteró que no recibió dinero de la empresa brasileña Odebrecht. Explicó que cuando fue ministro de Estado en el gobierno de Alejandro Toledo, se apartó de la firma Westfield Capital, que él había fundado en 1992 pero que, en dichas circunstancias, encargó a su socio y empresario chileno Gerardo Sepúlveda.

“[Sepúlveda] hizo asesorías financieras a privados en las cuales el Estado no tuvo nada que ver, yo era el dueño de la empresa y muchos años después recibí un dividendo, varios dividendos, pero no es plata de Odebrecht, es plata formal declarada por un servicio, no por una coima como se trata de presentar”, expresó.

El mandatario dijo nuevamente que fue “quizá un descuido” no percatarse de los contratos por consultorías que Sepúlveda suscribió con Odebrecht. Indicó que los ingresos producto de esos trabajos representaron “el 0.7% de los ingresos de esos años, entonces, aquí hay que poner un poquito de realismo”.

Tomado de El Comercio

GMR