Lily Cortez, representante delas trabajadoras sexuales. (Fides)
Lily Cortez, representante delas trabajadoras sexuales. (Fides)

Las trabajadoras sexuales de Bolivia determinaron ingresar en huelga de hambre indefinida a partir del lunes 18 de diciembre exigiendo los exámenes médicos suspendidos desde hace 23 días, por causa del conflicto médico.

A nombre de las trabajadoras sexuales habló su dirigente Lily Cortés, quien sostuvo: “Somos una población vulnerable y nosotros necesitamos controles de manera permanente, pero estamos al abandono desde hace varias semanas y si no se soluciona el conflicto médico hasta el lunes nosotras iniciamos una huelga de hambre”.

Según la dirigente de las sexoservidoras los primeros piquetes de huelguistas se instalarán en La Paz,  Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, pero de no solucionarse el conflicto se expandirá al resto de Bolivia.

La dirigente indicó que se tiene afiliadas a 14 trabajadores sexuales en Bolivia, las cuales se practican diferentes exámenes en la salud pública de manera semanal.

“A nosotras no nos interesa si dicen que apoyan a un sector o estamos contra alguien, solo queremos los médicos en los consultorios y se garantice la salud de nuestras compañeras”, explicó Cortés.

La dirigente dijo que sus compañeras deben tener un carnet de salud para trabajar como sexoservidoras. Este documento es expedido por los centros de salud de las gobernaciones.

También anunció que al instalarse el primer piquete de huelguistas en La Paz se dará más detalles de otras acciones a ser asumidas por el sector.

LA PAZ/Fides