Una asamblea de médicos y profesionales en salud. (Colegio Médicos de La Paz)
Una asamblea de médicos y profesionales en salud. (Colegio Médicos de La Paz)

La asamblea de los médicos y profesionales en salud de La Paz determinó esta tarde que desde el lunes los médicos que ocupan cargos jerárquicos e intermedios como directores, jefes de servicio, jefes de programa y otros renunciarán pues temen ser procesados por el Decreto Supremo 3385 de la Autoridad de Fiscalización. Además de mantener el paro instalarán un piquete de huelga de hambre.

“Van a renunciar todos los médicos en lo que es cargos jerárquicos e intermedios pues en este momento, como se ha dicho, va ser muy difícil el hecho de que se vaya ejerciendo la medicina”, indicó en conferencia de prensa el presidente del Colegio Médico de La Paz.

“Renuncia masiva de directores, de jefes de servicio, de centros hospitalarios de tercer, segundo nivel, esto a raíz del Decreto Supremo 3385 que fiscaliza su acción; en todo caso si no hay insumos o se registra la muerte de un paciente por una falta de equipos sobre ellos va caer la fiscalización, entonces hay lugares donde no se tiene los equipos necesarios o recursos humanos, es por eso que los directores y jefes de servicio son quienes dejan los cargos”, indicó el indicó el presidente del Colegio Médico de El Alto.

De hecho, dijo que al no haber encargados en los hospitales deberá ser el Gobierno quien elija a dedo a los responsables y estos a su vez “deberán soportar todo lo que se le pueda venir por la fiscalización”. “La nueva normativa además de penalizar el acto médico sanciona a todos los directores por omisión”, acotó.

Larrea aclaró que esta decisión es una determinación de la asamblea y que estarán a la espera de un diálogo sincero con el Ejecutivo. “Si las autoridades quieren comenzamos a trabajar  sábado, domingo, feriado, todos los días que ellos quieran, hasta el día lunes o martes, para terminar con un Decreto y para que la población sea la más beneficiada”, puntualizó.

El sector también pide que en el dialogo estén veedores como la Iglesia Católica, Derechos Humanos y la prensa, como garantes.

LA PAZ/Fides

GMR