La ministra de Salud, Ariana Campero. (ABI)
La ministra de Salud, Ariana Campero. (ABI)

La ministra de Salud, Ariana Campero, manifestó ayer que no le llegó ninguna nota formal por parte del Colegio Médico de Bolivia como respuesta afirmativa para la reunión que debe llevarse a cabo el día lunes en Cochabamba e indicó que la propuesta de los médicos de intentar eliminar la Autoridad de Fiscalización es incoherente luego de los hechos de corrupción encontrados en el Hospital Obrero de La Paz.

“La idea es llegar a acuerdos, pero además consideramos importantes que no pongan pretextos para seguir movilizándose, porque si vamos a seguir evidenciando pretextos es que esto es político, va ser aquí en Cochabamba se los  ha citado para llegar a un consenso en un lugar mucho más neutro, pero además hasta para ellos es más fácil de movilizarse a nivel nacional”, dijo Campero.

La declaración surge luego de que el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, dijo a radio Fides que su sector determinó aceptar el inicio de la mesa de diálogo con la Ministra de Salud el día martes en la ciudad de Santa Cruz previa abrogación del Decreto Supremo 3385 que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud.

Sin embargo Campero indicó que confía en la predisposición y en la sensibilidad que tengan los representantes del sector de iniciar el diálogo y suspender el paro indefinido. Además dijo que es incoherente pretender eliminar la Autoridad de Fiscalización.

“Nuestra posición es obviamente escuchar en temas de forma, hasta incluso en temas de fondo, pero no podemos eliminar una Autoridad de Fiscalización, este mes nos ha ayudado a contribuir a destapar toda una red de corrupción en anatomía patológica de Hospital Obrero de La Paz, es incoherente y va contra todo principio de transparencia el pedir que se elimine una Autoridad tan importante”, aseveró.

COCHABAMBA/Fides

GMR-EEC

Tu comentario