Festejo atigrado. (APG)
Festejo atigrado. (APG)

El domingo en el estadio Hernando Siles, de La Paz el plantel de The Strongest se dio un festín sobre Oriente Petrolero equipo al que goleó por 5 a 0, el resultado los mantiene firmes en la pelea con Bolívar para lograr el título del Campeonato Clausura. El encuentro se jugó ante más de 15 mil personas.

Los goles del partido se anotaron desde el minuto 19, tras una jugada fuerte en contra de un jugador del Tigre, el árbitro del cotejo Oscar Maldonado (Cochabamba) estaba cerca y no dudó un solo segundo para cobrar penal, Fernando Martelli pide la pelota, la acomoda observa al arquero Romel Quiñónez toma impulso y remata, fue un gol bien ejecutado al palo izquierdo del arco, nada puede hacer el golero.

Después del primer gol los atigrados se envalentonaron, desnudaron la falencias del rival, en el minuto 35 el jugador Diego Bejarano con un derechazo certero anota el 2 a 0, tras un pase de Pablo Escobar, la celebración no era para menos, le ganaban a uno de los equipos que en los mejores tiempos dio dura pelea en La Paz.

En el segundo tiempo se convierten otros tres goles, en el minuto 56 Pablo Moreira registró el tercero para los locales, el jugador es habilitado y no duda en enviar la pelota al fondo de las redes, era el 3 a 0 impensado para los refineros quienes habían retornado al campo de juego con la firme convicción de dar pelea, pero sufren otro revés en el minuto 56.

Otra jugada descalificada obliga al árbitro cochabambino a cobrar penal a favor de los locales en el minuto 60, en esta ocasión el jugador Alejandro Chumacero pide la pelota y con un derechazo convierte el 4 a 0, ya era una goleada que dolió al cuerpo técnico refinero, pues llegaron a sacar un punto y se fueron con las manos vacías.

Saldías que había ingresado en el segundo tiempo, convierte el 5 a 0, el jugador tuvo el partido soñado, jugó bien, anotó un gol y tuvo la oportunidad de encontrarse con su padre (Marciano), la conquista llegó en el minuto 79. Después del gol finaliza el partido y la celebración no se dejó esperar.

LA PAZ/APG

Tu comentario