Marcha del colectivo LGBT. (CDS)
Marcha del colectivo LGBT. (CDS)

La asesora legal de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Susana Inch indicó que la determinación del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) sobre la Ley de Identidad de Género se enmarca en el respeto y protección de la familia

“Se ha respetado la premisa constitucional de la protección a la familia natural. La ley fue debatida de forma tan arbitraria, bajo tanta presión que no permitió que pueda respetar el ámbito constitucional, tampoco EL derecho al debate y la opinión, lo que ha determinado que el Tribunal Supremo Electoral emita una decisión tan fuera de lugar como que disponga la realización del matrimonio. La resolución del TCP permite que se haga prevalecer la Constitución y todo lo que se refiere a la protección de la familia, lo cual es muy positivo para la Iglesia”, aseguró Inch.

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) declaró inconstitucional el parágrafo II del artículo 11 de la Ley de Identidad de Género, prohibiendo así que personas transexuales que hayan cambiado de sexo puedan contraer matrimonio a adoptar un hijo.

En cambio, la resolución del Tribunal Constitucional no cayó nada bien en la comunidad de Lesbianas, Gais,Bisexuales y Transexuales (LGBT), quienes inmediatamente después de conocer el fallo salieron a protestas en la Plaza Murillo de La Paz.

Ahí, anunciaron que recurrirán a instancias internacionales para hacer prevalecer sus derechos.

“Vamos llegar a instancias internacionales para que esto se retracte. No puede ser que a un ciudadano se le de todos los derechos y se los restringa a otros”, dijo uno de los activistas que salió a protestar a la Plaza Murillo.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, calificó a la resolución del TCP como un “enorme retroceso” en términos de derechos humanos.

LA PAZ/Agencias