Lee Harvey Oswald. (Archivo)
Lee Harvey Oswald. (Archivo)

Recuentos de fiestas en Ciudad de México a las que asistió Lee Harvey Oswald dos meses antes de asesinar a John F. Kennedy, y actividades en la capital mexicana que la convirtieron en un centro de espionaje en aquel tiempo, salieron a la luz con la liberación de documentos sobre la muerte del presidente de Estados Unidos.

El núcleo de los 2 mil 891 documentos oficiales publicados por los Archivos Nacionales de Estados Unidos tiene que ver con actividades de la CIA y el FBI siguiendo el rastro a Oswald, de 24 años, asesino confeso de Kennedy en su viaje a Dallas el 22 de noviembre de 1963.

Sin embargo, una gran cantidad de información expone múltiples operaciones encubiertas en ‘La Guerra Fría’ de los años 60 y 70, incluyendo el ambiente propicio para el espionaje que era la Ciudad de México.

Gerald Posner, autor del libro de ‘Caso Cerrado’, de 1993, que apoya la conclusión de que Oswald fue el único asesino, dijo que los documentos relativos a la capital mexicana «podrían ser embarazosos» para quienes serán identificados como informantes del Gobierno de Estados Unidos durante la década de 1960 y en los años posteriores.

Pese a que había anticipado que liberaría todos los documentos, el presidente Donald Trump ordenó retener por seguridad nacional cientos de registros.

Bajo fuerte presión de la CIA y el FBI, Trump postergó así en 180 días la entrega de lo que se cree son cientos de textos.

NUEVA YORK. EEUU/Agencias

Tu comentario