Festejo de Universitario. (APG)
Festejo de Universitario. (APG)

Después de cuatro fechas consecutivas sin ganar, Universitario de Sucre celebró una victoria en el inicio de la era del director técnico, Oscar Sanz. Los doctos se impusieron a Oriente Petrolero por un marcador de 1-0, la tarde del sábado, en el estadio Patria, donde estos elencos abrieron la décima cuarta fecha del Clausura.

La primera maniobra de Sanz al mando de los estudiantiles, en procura de salir del fondo de la zona del ascenso-descenso de categoría, dio resultado con una buena actuación en el complemento por la presión ejercida sobre el rival y la generación de fútbol ofensivo, que dejó sin argumentos al cuadro cruceño.

El gol de los estudiantiles fue conseguido por Víctor Melgar a través de un remate de cabeza, a los 69´, tras conectar con fuerza y sin marcación un centro de tiro de esquina de Dionathan Machado. Los defensores orientistas estaban concentrados en obstruir a los hombres más altos de la «U» y más próximos al arco y en ese afán descuidaron a Melgar, quien apareció libre.

En el segundo tiempo, los doctos armaron mejor las piezas ofensivas y funcionó mejor el equipo. También el espíritu combativo de la «U» salió para dejar atrás el mal momento y con esa actitud bloquearon a los visitantes a lo largo de ese período.

Antes del gol del triunfo, el cuadro de la Capital tuvo tres ocasiones para anotar: a los 52´, Luis Melgar recibió un centro sin bastante presión, entre dos adversarios, pero con su remate de cabeza mandó la pelota por la línea de meta, a pocos centímetros del palo derecho, a los 65´, Marcelo Argüello aprovechó un error de la defensa y quedó solo frente al arco, pero su disparo de zurda salió desviado.

Y la tercera jugada de peligro ocurrió a los 68´ con un remate de Argüello con pierna izquierda dentro del área que Romel Quiñónez atajó, en el rebote apareció Melgar y definió con un zurdazo que de nuevo Quiñónez obstruyó a tiempo. Segundos después, el arquero de Oriente Petrolero fue vencido y cayó la resistencia del pórtico.

Los albiverdes vieron pasar la oportunidad de aproximarse al puntero, Bolívar, y recordar la diferencia de cinco puntos en su visita a Sucre. El ingreso de Maximiliano Freitas generó sólo una jugada de peligro con evidencia de un posible gol, pero el remate fue directo a la humanidad de Iván Brun.

El plantel del entrenador Eduardo Villegas protestó porque durante el primer tiempo el árbitro cochabambino Raúl Orozco no cobró una mano de Carlos Balcera.

SUCRE/APG

Tu comentario