El ministro de Economía, Mario Guillen en la comisión de Diputados. (Fides)
El ministro de Economía, Mario Guillen en la comisión de Diputados. (Fides)

El ministro de Economía y Finanzas, Mario Guillén, informó el jueves en su informe a la Comisión de Planificación de la Cámara de Diputados sobre el caso Banco Unión que desde 2006 a la fecha fueron registrados 586 casos de funcionarios de entidades bancarias que fueron removidos de sus cargos forzosamente por infracciones con daño económico reconocido.

«En todos estos años, hubo 586 ladrones en las entidades bancarias reportados a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI)”, indicó Guillen.

El Ministro hizo estas declaraciones en medio del informe que le solicitaron en la Asamblea a  causa del escándalo del estatal Banco Unión, en el que se destapó un desfalco de 37 millones de bolivianos.

Además de estas precisiones, la autoridad y representantes de la ASFI brindaron un repaso respecto a la situación bancaria del país antes de la gestión gubernamental de Evo Morales.

Sobre el caso concreto del Banco Unión dijo que no se tendrá consideraciones de ningún tipo en el momento de repartir las responsabilidades.

«Hay que castigar a quienes han hecho esto, caiga quien caiga, y si tenemos que caer nosotros lo vamos a hacer si fuese así, pero lo importante de esto es que no nos olvidemos también quienes han robado a este país no de una manera fraudulenta como este señor (Juan Franz Pari Mamani principal autor del desfalco) sino con decretos, leyes y fallos con los que han robado al país», afirmó ante los legisladores.

LA PAZ/Fides

 

Tu comentario