Marcha contra el aborto en 2014. (Archivo)
Marcha contra el aborto en 2014. (Archivo)

La Iglesia Católica, mediante un comunicado, rechazó la aprobación del artículo 153 del Proyecto del Código del Sistema Penal referido a las causales en las que se despenaliza el aborto en el país y señaló que “llamamos a la responsabilidad moral de todos los bolivianos” porque ninguna ley puede obligarnos a actuar contra la propia conciencia.

“La aprobación en la Cámara de Diputados del artículo 153 del Proyecto de Código del Sistema Penal, referido a las causales en las que se despenaliza el aborto en el país, contraviene el artículo 15 de la Constitución Política del Estado y los Acuerdos Internacionales sobre Derechos Humanos, que establecen como alta función del Estado proteger el derecho a la vida y tiene como triste resultado que la vida de la persona no nacida en el país, ya no esté garantizada ni defendida”, señala el comunicado de la Iglesia.

Asimismo, la Iglesia lamentó que la Cámara de Diputados haya desconocido “las miles de firmas entregadas a la Asamblea Legislativa Plurinacional junto con las numerosas manifestaciones a favor del derecho a la vida” y advierte que se trata de imponer una nueva forma de colonialismo ideológico “sobre los valores culturales y religiosos de la mayoría de los bolivianos”.

Por otra parte, la Iglesia cuestionó y rechazó la forma en la que el artículo 153 fue aprobado, ya que, según expone, no se permitió un debate franco y transparente y se lo hizo sin el hemiciclo pleno.

“Rechazamos también la forma en la que apresuraron la aprobación del artículo, sin permitir un debate franco y transparente y forzando horarios para no contar con un hemiciclo pleno, como merecía el debate de algo tan importante como el derecho a la vida. En ese mismo contexto, valoramos profundamente la actitud de aquellos asambleístas que, más allá de su filiación política, reconocieron y defendieron el derecho a la vida de todas las personas”, señala el comunicado.

Finalmente, la Iglesia hace recuerdo a los católicos “que es contradictorio llamarse cristianos y apoyar el aborto” y aclara que “ninguna obra de salud de la Iglesia, que reporte o no al sistema público de salud, se prestará a quitar la vida de los más inocentes”.

LA PAZ/Fides

Tu comentario