El presidente chino Xi Jinping y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. (Infobae)
El presidente chino Xi Jinping y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. (Infobae)

El gobierno de China ordenó el cierre este jueves de la mayoría de las empresas de Corea del Norte en el país y de los negocios en sociedad con empresarios chinos para adecuarse a las recientes sanciones impuestas por las Naciones Unidas al régimen comunista por su programa nuclear y de misiles.

El ministerio de Comercio informó que estas compañías e individuos tendrán 120 días para cumplir con la orden, que comenzaron a contarse el 11 de septiembre, cuando las sanciones se aprobaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, según reportaron diversos medios chinos. Este plazo se cumplirá en enero de 2018, confirmó el portavoz de la cartera Gao Feng.

China es, actualmente, el principal socio comercial de Corea del Norte, y este intercambio se ha convertido prácticamente en el único contacto con el mundo y medio para obtener divisas extranjeras para el régimen de Kim Jong Un.

Las sanciones apuntan a reducir los fondos para el programa nuclear y de misiles de Pyongyang, cuya principal fuente de recursos es el comercio con China

En especial las empresas norcoreanas en el país se dedican al comercio, pero el régimen también opera en restaurantes y otros negocios.

Por esa razón, la cooperación de Beijing con las medidas de la ONU es esencial para que surtan el efecto de reducir los fondos destinados por el régimen al desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos.

Históricamente China ha sido el más férreo defensor diplomático de Pyongyang, pero en los últimos meses ha aceptado la estrategia de la comunidad internacional de aumentar las presiones sobre el país, aunque reduciendo su severidad y apelando también al diálogo.

Tomado de Infobae

GCCH