El canciller de Chile, Heraldo Muñoz. (Minre)
El canciller de Chile, Heraldo Muñoz. (Minre)

El canciller chileno Heraldo Muñoz, informó este jueves que su país respondió a través de una nota diplomática al gobierno de Bolivia, después que el Presidente boliviano, Evo Morales, abordará una vez más su demanda marítima ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Al respecto, el Canciller sostuvo que «la nota se terminó y ya está siendo distribuida en estos momentos. Ustedes van a tener acceso en las próximas horas o menos, y ahí verán la respuesta que le damos a cada una de las afirmaciones infundadas del Presidente Evo Morales».

«Pero no quiero abundar hoy en Bolivia y Evo Morales, porque creo que esta Asamblea General ha sido muy exitosa y prefiero hablar de la credibilidad que tiene Chile, del respeto que nos hemos ganado en la arena internacional y no de lo que diga el Presidente Evo Morales», añadió el secretario de Estado.

Cabe recordar que este martes, el líder boliviano sostuvo ante la Asamblea General que «tenemos confianza en las decisiones de la Corte y en un proceso de diálogo y negociación que, a diferencia de la invasión del pasado, contribuirá a superar diferencias para potenciar nuestra complementariedad, al acceso libre y soberano al océano Pacífico y el buen uso de los recursos naturales compartidos”.

Asimismo, recordó que «en 2013, Bolivia acudió ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en busca de una solución pacífica a la centenaria demanda que mantenemos pendiente con la República de Chile, que nos permita el ejercicio de nuestro derecho a un acceso soberano al océano Pacífico, buscando una solución que sería tanto de los antecedentes históricos y jurídicos como de la vocación de entendimiento entre pueblos, vecinos y hermanos a través de una negociación de buena fe oportuna y efectiva».

Morales también tuvo palabras sobre la demanda de Chile a Bolivia por el río Silala, sobre lo cual indicó que su país «espera resolver sus diferencias», junto con subrayar que «el agua no debe servir para generar conflictos internos sino para unir a todos los estados, naciones y comunidades. Para Bolivia, corazón hidrográfico de Sudamérica, este concepto es muy importante: donde fluye el agua debe fluir la paz».
SANTIAGO DE CHILE/Agencias

 

Tu comentario