WhatsApp Image 2017-09-12 at 10.55.49Una mujer de 51 años trabajó sin recibir un pago ni salir de la casa donde prestó servicios por más de 36 años en la zona sur de la ciudad de La Paz, y de donde fugó con ayuda de una vecina a principios de agosto, informó la abogada de la víctima María Garbiazabal.

“Tomasa Machaca Machaca fue traída desde la provincia Camacho hace 36 años y fue entregada a la familia Omonte por su padre para pagar una deuda con estas personas. Durante este tiempo la señora no salió de la casa ni recibió un sueldo ni ningún tipo de remuneración”, contó la abogada.

Según la jurista la decisión de fugar de la mujer se dio una vez que enfermó a principios de 2017 y fue llevada a un centro médico, donde se le detectó una serie de enfermedades en los miembros inferiores, por la escasa movilidad que tenía “pues desde que llegó a La Paz nunca salió de la casa y solo caminaba al interior de la vivienda”.

“Las personas que la tenían retenida para evitar mayores gastos determinaron la amputación de una de las piernas de Tomasa. Esta decisión de las personas que la tenía cautiva, la impulsó a buscar ayuda para fugar y buscar a su familia”, continuó la abogada.

La familia que la retuvo a Tomasa esta denunciada ante la Fiscalía por la Ley de Trata y Tráfico por el delito de reducción a la esclavitud a una persona. La querella contra esta familia fue presentada el 2 de agosto, los acusados aún no se presentaron a prestar su declaración en el Ministerio Público.

Tomasa se encontró con sus hermanos después de buscarlos mediante los medios de comunicación, y ahora ellos la ayudan en su búsqueda de justicia.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.