El huracán Irma ha tocado tierra en los Cayos de Florida, el extremo sur de EEUU, con vientos que rondan los 215 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En un boletín especial, emitido a las 07.00 hora local ( Misma hora en Bolivia), el NHC indicó que la parte norte del ojo del huracán alcanzó los Cayos de Florida, donde desde hace horas se sienten con fuerza los embates del viento.

Irma, que ha dejado un rastro de al menos 25 muertos y cuantiosos daños materiales en el Caribe, se encuentra a 25 kilómetros al sureste de Cayo Hueso y se desplaza a una velocidad de 13 kilómetros por hora.

Horas antes de la llegada del huracán, que avanza con vientos de unos 200 kilómetros por hora y copiosas lluvias, ya decenas de miles de personas habían quedado sin luz eléctrica en el sur del estado debido a los efectos de las bandas exteriores del ciclón.

Las autoridades, que no han reparado en alertar de la fuerza devastadora del ciclón, han ordenado la evacuación de más de cinco millones de personas de las zonas más vulnerables,especialmente en las costas del estado, donde se espera que la subida de las mareas que ocasionará Irma sea de hasta cinco metros en algunas zonas.

Eso, unido a las copiosas lluvias que acompañan al huracán, provocará graves inundaciones en algunas zonas del litoral. Sin embargo, desde hace días el éxodo hacia el norte y a otros estados vecinos ha sido multitudinario para evitar los embates del huracán, con miles de personas abandonando los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, los más populosos, desde que los pronósticos apuntaban a que serían el principal objetivo de Irma.

Los que decidieron quedarse pese a las advertencias de las autoridades, pasaron días apuntalando árboles, tapiando ventanas con paneles de madera y poniendo sacos de tierra en puertas y garajes para protegerlos del viento y el agua.

MIAMI, EEUU/Agencias