Operación de trasplante de riñón. (Internet)
Operación de trasplante de riñón. (Internet)

Yasil Barrientos (5) y Rosmery Pacheco (39) el pasado 15 de agosto se beneficiaron con el primer trasplante de riñón con donante cadavérico que se realizó en la ciudad de Cochabamba de manera simultánea .

“Este trasplante ha sido el primero con carácter gratuito en Cochabamba, con donante cadavérico. Agradecer el altruismo de la familia de la paciente que tuvo una muerte encefálica que salvó dos vidas”, dijo la ministra de Salud, Ariana Campero Nava.

Informó que la menor, al momento, recibe atención médica especializada en un hospital de la región valluna y la segunda paciente ya registra mejoras en su calidad de vida. Felicitó al equipo médico del Centro Quirúrgico Boliviano Belga que con éxito realizó los trasplantes.

Por su lado, Rosmery Pacheco, informó que a las cuatro de la madrugada del 16 de agosto la llamaron del hospital para informarle que debía apersonarse lo más pronto posible al nosocomio para ser sometida a un proceso de trasplante de riñón.

“Sentí una alegría, dije aleluya, me sentí muy alegre, avise que tardaría 20 minutos en llegar y tarde media hora”, dijo con emoción en la voz como de quien vuelve a nacer a la vida.

Informó que le demandó un año hacerse los estudios para acceder al trasplante de riñón y aseguró que sólo tuvo que esperar cuatro meses para beneficiarse con el nuevo órgano.

En Bolivia, el 40% de la población tiene algún factor de riesgo o patología de base como: Obesidad, Diabetes, Hipertensión Arterial, Lupus Eritematoso Sistémico o infección urinaria recurrente, entre otros, que pueden derivar en un problema renal.

COCHBAMBA/Fides con datos del MS