El ministro de la Presidencia, René Martínez. (Internet)
El ministro de la Presidencia, René Martínez. (ABI)

Luego de que Felipe Quispe, el Mallku manifestará la predisposición de los achacacheños de dialogar con autoridades de Estado, el ministro de la Presidencia, René Martínez, ratificó que el conflicto en Achacachi es «estrictamente municipal», por lo que el Gobierno no tiene nada que debatir o discutir.

«Acá como Gobierno no tendríamos nada que debatir o discutir porque no somos parte del conflicto, estamos hablando del conflicto real no del conflicto ficticio, excepto que haya una intencionalidad de forzar a como dé lugar la participación del Gobierno sin ser parte de este problema para discutir temas de carácter político», dijo Martínez a la ABI.

El Ministros aseguró que el planteamiento de Quispe se trata de un pedido «desesperado», en el entendido de que el exdirigente campesino no está consciente de que el diálogo siempre está presente en el Gobierno cuando es de su competencia.

Aunque ratificó que no hay nada que dialogar, agradeció la voluntad expresada por el obispo de la Iglesia Católica de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini, quien ésta mañana se brindó a «mediar» en un diálogo entre el Gobierno y dirigentes de Achacachi.

«¿Qué cosa tendría que mediar la Iglesia? o ¿entre quiénes? si sabemos que los actores son un alcalde, hay un concejo, hay una instancia municipal, hay un Comité de Vigilancia», dijo.

Los vecinos de Achacachi iniciaron hace un par de semanas bloqueos de carreteras aledañas al municipio, además de vigilias en la ciudad paceña en demanda de la renuncia del alcalde Edgar Ramos Laura, a quien acusan de actos de corrupción, también piden la liberación de tres de sus dirigentes vecinales.

LA PAZ/Fides con información de ABI

GMR

Tu comentario